(Fotografía: @abc)

Hoy, en toda España nos hemos levantado como si no hubiera un mañana, como si la llegada de la vacuna de Pfizer a España y, con ella, la implementación del plan de vacunación (si es que existe este plan) supusiera el fin de la epidemia del Covid19. Y para colmo de irresponsabilidades, hoy, de nuevo, ha aparecido Salvador Illá haciendo una apología babosa y sin sentido «al principio del fin» de la epidemia. Creo que en los cuarenta y cinco años de democracia nunca tuvimos un ministro de sanidad tan nefasto.

Ayer noche, en un programa de televisión de máxima audiencia varios médicos y otros tantos científicos de reconocido prestigio en el sector a nivel nacional (e incluso internacional) fueron rotundos. Reclamaron un plan de vacunación único, y no diecisiete dependiendo de los gustos de los diferentes presidentes autonómicos como hay actualmente. E hicieron un llamamiento a la responsabilidad y la sensatez, considerando que la llegada de la vacuna, ¡por supuesto que es una buena noticia!, pero para nada estamos ante el final de la pandemia. Es un paso, exclusivamente uno, porque mientras siga habiendo ciudadanos irresponsables, mientras no haya un plan único para combatir al virus, mientras se siga desoyendo a la comunidad científica, y a las sociedades médicas y sanitarias, todo esto se traduce en pasos de tortuga.

(Fotografía:
@infosalus_com)

Es el momento de la responsabilidad por parte de todos, en especial de los ciudadanos. Somos los primeros que estamos obligados en comprometernos dando un paso adelante, a escuchar más a nuestras sociedades médicas, científicas y sanitarias. Olvidarnos de las telepredicaciones “made in Sanchez, Illá y Simón”, y escuchar a los integrantes de nuestro último  Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

Y a esa caterva de covidiotas, como los llamaba el otro día un prestigioso urgenciólogo., que se dedican a negar lo evidente, a achacar la pandemia a no sé qué estrategia internacional, y no sé cuántas estupideces más… pues eso, los covidiotas, pero a la vez que se paseen por alguna UCI y se tomen un café con algún neumológoco y con algún urgenciólogo.

Estamos ante una pandemia global y la llegada de la vacuna de Pfizer es una buena noticia pero, como decía un reconocido cirujano madrileño, director médico de un conocido hospital, hay que llegar a la inmunidad de rebaño a nivel mundial. Y de momento, ningún país del tercer mundo ha comprado vacunas.

Seamos prudentes, y, como diría mi madre, no echemos los perros antes que el ganado.

 

(Fotografía: @20m)

Impactos: 0