Decía José Luis Sampedro que era más fácil divulgar la inmoralidad que la decencia. No le faltaba razón al malogrado economista y académico barcelonés, si nos atenemos a la concatenación de desvergüenzas e intrigas barriobajeras de Arrimadas y Ábalos (dirigidas en la sombra por el doctor Bacterio), a la que hemos asistido esta semana.

Fotografía: @A3Noticias

El intento de desestabilización de todo lo que oliera al Partido Popular por parte del partido naranja es inmoral, obsceno, y una desfachatez. Un iceberg que pretendía desestabilizar gobiernos autónomos y municipales de forma mafiosa e irresponsable. Y esta gesta se ha hecho en plena pandemia, por detrás, a oscuras, haciendo un mataleón al Partido Popular, traicionando los principios de Ciudadanos. La decencia de Arrimadas está por los suelos y el nivel de traición a los suyos ha llegado a cotas inescrutables.

Un intento de efecto domino que se neutralizó de forma impecable desde el corazón del PP, porque en política no vale todo. Cuando las cosas se hacen bien, como en los Ayuntamientos de Zaragoza o de Madrid, en la Xunta de Galicia, en el Gobierno de Aragón, en la Junta de Castilla de Castilla y León o en la Junta de Andalucía hay que decirlo sin pudor y con contundencia. Pero cuando nos tiramos a la piscina de la mugre, de la hipocresía, de la mafia más sucia y más oscura, hay que denunciarlo con contundencia.

Fotografía: @elespanolcom

El vodevil de esta semana ha resultado una tragicomedia con diferentes personajes cinematográficos a cual más variopinto. Desde Cruella de Vil personificada en Arrimadas hasta Vito Corleone representado en la figura de José Luis Ábalos. Y en  medio, Pedro Sánchez, que seguía tocando el arpa desde La Moncloa. Pero no se daban cuenta de que ‘el ayusazo’ les iba a salir rana. El hecho de que Diaz-Ayuso apretase el botón electoral, al margen de Aguado, iba a desestabilizar más y mejor a los naranjas, cuyo final está cada vez más cerca. Es evidente que con esta maniobra, y las corruptelas de Arrimadas, la Presidenta Diaz-Ayuso ha ganado en un pispas más 8 ó 9 diputados más de los que tiene actualmente en la Asamblea de Madrid.

La gente busca decencia y responsabilidad en la vida y en la política. Algo que sí ha demostrado el Partido Popular y Diaz-Ayuso y no Inés Arrimadas y su banda. La moción de censura de Murcia está desactivada y en Madrid es una quimera de un sueño húmedo de alguna que se creyó la reina de Saba y, en realidad es la tonta útil del PSOE. Pero esta cuadrilla de facinerosos no cayó en la cuenta de algo importante: cada cuatro años los ciudadanos están convocados a las urnas, y los ciudadanos se acuerdan de quien ha hecho algo por ellos y quien sólo se ha preocupado por imitar a tipos como Al Capone, Frank Costello, Don Carlo Gambino o Charlie “Lucky” Luciano.

Espero impaciente al lunes y tengo especial interés en conocer las explicaciones que dará Inés Arrimadas ante su Comité Ejecutivo. Mucho tiene que explicar. Más tendrá que aclarar, porque no tiene un pase lo q ue ha hecho. Igea, Toni Canto, Villacis, Marin le tienen muchas ganas. Y junto a ellos, otros muchos nombres vinculados a Ciudadanos desde Irún a Huelva y desde el Ferrol a Almería están esperando las explicaciones de Arrimadas para tomar decisiones.

Fotografía: @el_pais

En política no vale todo. Pactar con el PSOE hoy implica compartir mesa y mantel cada día con Rufián, con Otegui y con Echenique. Esto no entra en los valores de ningún demócrata de verdad. Estamos esperando las explicaciones de Arrimadas. Las últimas. Las definitivas.  Nadie se llame a engaño. El partido naranja está en sus últimos estertores. El mejor servicio que puede hacer Arrimadas a España es dimitir y presentar su baja en el partido. Eso limpiaría un poco su  imagen. Si no se va, será una demostración más de su catadura moral y de su talla política. La indecencia personificada. Y un partido o una institución no puede tener una presidenta indecente, aunque haberlos hailos. En Ciudadanos y en el Parlamento de Cataluña.

Impactos: 3