días mundiales

En el Dia Mundial de la prevención del Cáncer de piel

Hace unos días, coincidiendo con el Día Mundial del Melanoma escribí un artículo, en el que entre otras cosas señalaba que el melanoma, el tipo más grave de cáncer de piel, se forma en las células (melanocitos) que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel. El melanoma también puede manifestarse en los ojos y, rara vez, dentro del cuerpo, como en la nariz o la garganta.

Fotografía: La_SER

Hoy celebramos el Día Mundial de Prevención del cáncer de piel. Es otro momento magnífico para volver los ojos sobre este tipo de tumor tan dañino. Pero también para concienciarnos de la importancia de prevenir nuestra piel acerca de los agentes externos.

Como es de suponer, el principal factor de riesgo es la exposición a los rayos UV, o rayos del sol.

Estamos en época estival. Es importante tener en cuenta varias cuestiones.

Para prevenir el cáncer de piel se recomienda no tomar el sol entre las 12 y las 16 h. en verano; no permanecer bajo el sol durante largos periodos de tiempo; protegerse con cremas solares de alto factor de protección; usar gafas de sol;  sombrillas y ropa para protegerse del sol; beber agua con frecuencia para hidratar la piel; moderar o evitar las sesiones de solarium y acudir al dermatólogo ante cualquier signo de alerta.

Según la AECC, cada año se diagnostican en todo el mundo tres millones de casos de cáncer de piel no melanoma. En España, más de 78.000 casos, de los cuales el 95% presentan un cáncer de piel no melanoma.

El cáncer de piel se desarrolla en la capa de piel denominada epidermis. Esta capa está compuesta por diferentes células que determinan los distintos tipos de cáncer que existen actualmente.

  • Carcinoma de células basales. Este tipo de cáncer de piel es uno de los más comunes. Se forma en las células basales (más externas) de la piel, las cuales son las encargadas de producir las células cutáneas.
  • Carcinoma de células escamosas. El cáncer de células escamosas se desarrolla en las células que se encuentran en las capas medias y externas de la piel. Este tipo de células están situadas en muchas partes del cuerpo por lo que este tipo de cáncer puede aparecer en cualquier lugar.
  • Melanoma. El melanoma se considera como uno de los tipos de cáncer más graves ya que éste se forma en las células que producen melanina. La exposición al sol hace que los melanocitos produzcan más pigmento de lo necesario, y aunque el origen de estos tumores no se entiende del todo, se ha demostrado que imitar la exposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede ayudar a reducir el riesgo de tener melanoma.
Fotografía: @infobae

Según datos extraídos por el Observatorio de la AECC se determina que “los carcinomas de la piel en España tienen una tasa de incidencia de 47 casos por 100.000 habitantes en el año 2020, con una tendencia al aumento de la incidencia en los últimos años”. En cuanto al tipo de cáncer melanoma, tiene una “tasa de incidencia mucho menor ya que se contabilizaron en 2020 12 casos por cada 100.00 habitantes”.

En España los casos de melanoma fueron aproximadamente alrededor de seis mil en 2020. Pero según la SEOM, es previsto que a lo largo del 2022 se presenten más de siete mil nuevos casos de melanoma.

A pesar de que los casos de melanoma surgen mayoritariamente de personas entre 40 y 70 años, en España cada año aumenta el diagnóstico entre los jóvenes de 25 a 29 con un 7%.

Los actuales tratamientos para el cáncer de piel son distintos para cada persona. Éstos dependen del tipo de cáncer que se haya detectado, su tamaño y la profundidad. Hay que tener en cuenta que algunas personas únicamente necesitan un solo tratamiento mientras otras pueden necesitar una combinación de diferentes tratamientos.

Entre los tratamientos más destacados se encuentran los siguientes:

  1. Cirugía. La cirugía es uno de los tratamientos más utilizados para tratar el cáncer de piel. El tipo de cirugía dependerá del tipo de cáncer y su ubicación.
  2. Inmunoterapia. A través de la inmunoterapia se pretende ayudar al sistema inmunitario a detectar y combatir el cáncer.
  3. Radioterapia. La radioterapia se utiliza para destruir y extirpar las células cancerosas de una parte del cuerpo mediante tratamiento con radiación.
  4. Quimioterapia. Otro de los posibles tratamientos utilizados para el cáncer de piel es la quimioterapia. A través de éste, se administran medicinas para poder combatir el cáncer.
Fotografía: @infobae

Actualmente, no existe una manera exacta para prevenir el cáncer de piel ya que tanto la genética como el tipo de piel, pueden influir directamente en el desarrollo de esta enfermedad. A pesar de ello, existen una serie de medidas de prevención que son fundamentales para prevenir el cáncer de piel:

  1. Evita la exposición prolongada al sol en las horas de más calor: entre las 10 de la mañana y las 16h.
  2. Utiliza crema de protección solar SPF 50 tanto para la zona facial como para el resto del cuerpo.
  3. Protégete del sol aprovechando las sombras siempre que te sea posible.
  4. Evita los rayos UVA, como los de las cabinas bronceadoras.
  5. Protege a los niños. Ellos son los que suelen ser más vulnerables a las altas temperaturas. Educándoles desde pequeños, crearemos unos buenos hábitos que seguirán realizando a lo largo de los años.

Todo lo comentado en estas líneas nos tiene que llevar a la reflexión de que es fundamental cuidar nuestra piel siempre, pero especialmente en periodo estival. La prevención es indispensable no sólo para evitar el cáncer de piel También para evitar cualquier otra tumoración en cualquier parte de nuestro organismo.

Visitas: 0

Deja un comentario