días mundiales

En el Día de la Atención Primaria

Fotografía: @facebook

Hoy se celebra el Día de la Atención Primaria. Es el momento de poner en valor el trabajo, esfuerzo y dedicación de estos profesionales como primera barrera de los usuarios dentro del Sistema de Salud. En el año  2023 en este mismo espacio se publicó un artículo titulado: «Hablando de costes sanitarios en el Día de la Atención Primaria».

En aquel artículo escribí: «Hoy se celebra el Día de la Atención Primaria. Una celebración que nos debe hacer reflexionar acerca de la importancia que tiene nuestra sanidad. Todos somos conscientes, o deberíamos serlo, de que uno de los pilares indispensables del Estado del Bienestar es nuestro sistema sanitario. Si no disponemos de una sanidad eficaz, bien dotada desde un punto de vista económico, asistencial y de personal, nuestra sociedad fracasa. Lo hemos visto con la pandemia de la Covid-19. 

Pero también es una verdad incontestable que nuestros profesionales sanitarios llevan mucho tiempo lanzando señales de alarma, especialmente en atención primaria. En prácticamente todas las comunidades autónomas los profesionales sanitarios se han puesto en pie de guerra. No es para menos. La pandemia de la covid-19 les ha pasado factura. Pero a diario se enfrentan a un sistema caduco, cada vez con menos recursos, y cuyas directrices se adoptan desde despachos sin escuchar a los profesionales. Éste no es el camino.

Por ejemplo, en Gijón hoy hubo una concentración bajo un lema muy significativo: “La sanidad pública no se recorta ni se vende; se defiende”. Es manifiestamente indignante que una comunidad como la asturiana necesite más de dos centenares de médicos para cubrir sus carencias. Pero más indignante que el gobierno autonómico que preside el socialista Adrián Barbón no haga absolutamente nada para resolver esta carencia.

También resulta absolutamente vergonzoso que algunos centros de salud acumulen hasta quince días de demora para conseguir una cita médica. No me extraña que los colectivos de pacientes se hayan unidos a los colectivos profesionales para defender la sanidad pública. Me sumo al calificativo de ‘inaceptable’ de esta situación, como ellos la han tildado. Y como muy bien señalan los colectivos afectados, así es imposible ofrecer una asistencia de calidad. 

El doctor José Polo es el presidente de Semergen. Ha reflexionado al respecto de esta situación; reflexión, que yo comparto integramente. Está plenamente convencido que la solución no es el copago. Se pronuncia en contraposición a cómo lo hace su colega, el doctor Cristóbal Coronel Rodríguez, presidente de SEPEAP (Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria). 

Fotografía: @SEMERGENap

Para el doctor Polo, las medidas pasan por otra vía. Por un lado, mentalizar a la población de un uso racional de la sanidad. Por otro, por una apuesta firme en una inversión fuerte en el sistema sanitario, y, especialmente en atención primaria».

Con motivo de esta conmemoración, todas las organizaciones de médicos de Atención Primaria, tanto a nivel nacional como autonómico, sociedades científicas y sindicatos médicos se dan la mano para unir fuerza y reivindicar la importancia y el papel de estos profesionales. Qué puedan llevar a cabo su trabajo de manera eficiente, con recursos materiales y humanos suficientes y una buena atención al paciente.

Para ello, entre otras acciones, han redactado un  decálogo con las mejoras imprescindibles para lograr estos objetivos. A este respecto, el Foro de Médicos de Atención Primaria ha sido concluyente:

  1. La Atención Primaria es el eje del sistema sanitario y así debería ser reconocida a todos los efectos.

 Uno de los principales problemas acaecidos durante esta pandemia en nuestro país ha sido que la gestión se ha centrado en el abordaje hospitalario debido a la imprevisión y minusvaloración del peligro, lo que desencadenó en una explosión de la epidemia. En regiones como Canarias o Murcia, donde se ha tenido en cuenta a la Atención Primaria para el diagnóstico clínico, el seguimiento de estos pacientes, la contención y la ralentización en la llegada a los hospitales y la continuidad asistencial al alta, se ha conseguido una contención de la epidemia que se traduce en la menor tasa de pacientes confirmados por 100.000 habitantes.

En la mayoría de las comunidades, la Atención Primaria se ha visto expuesta por la falta de equipos de protección individual para los profesionales y mermada, tanto por una deficiente gestión de los recursos humanos, en favor de la puesta en marcha de hoteles hospitalizados y macrohospitales de campaña, como por limitar los circuitos de solicitud de pruebas diagnósticas.

Haber obviado el fundamental e imprescindible planteamiento de asistencia comunitaria para prevenir la extensión de la epidemia nos ha llevado a la situación actual.

  1. La Atención Primaria debe liderar, por tanto, la gestión de los procesos del enfermo crónico dentro del sistema sanitario y social

En una situación de saturación como la que atravesamos, en la que el seguimiento hospitalario de los pacientes crónicos se ha visto cancelado o pospuesto, queda demostrado cómo en el seguimiento de patologías crónicas, como la diabetes, la cardiopatía, el asma, EPOC o HTA, entre otras, los profesionales de la Atención Primaria están asumiendo tareas que les corresponden, tal y como hacían habitualmente e incluso asumiendo algunas de las tareas habituales de los compañeros de segundo nivel. Además, la Atención Primaria se posiciona como líder y continúa con la atención domiciliaria demostrando su compromiso y vocación, acudiendo en ocasiones a los domicilios sin equipos de protección individual o con algunos de calidad dudosa, exponiéndose al contagio por COVID- 19, con importante riesgo para su salud y la de sus familias, como se demuestra en el alto número de casos confirmados en este colectivo.

La Atención Primaria es el nexo de referencia para el seguimiento estructurado de los pacientes crónicos, frágiles y con comorbilidad, que son claramente los pacientes de riesgo.

  1. Los Médicos de Familia y Pediatras deben a su vez, liderar la toma de decisiones relacionadas con la organización y gestión de recursos sanitarios (profesionalización de la gestión)

Las distintas entidades que confluyen en el Foro de Médicos de Atención Primaria reclamamos que, en la estrategia de abordaje de esta pandemia en España, se tenga en cuenta nuestro nivel asistencial, dotando de recursos la Atención Primaria, en lugar de cerrar centros, disponer de equipos de protección individual homologados, disponer de test para detectar a la población de manera más correcta favoreciendo un aislamiento mejor de los casos, y tener accesibles las distintas opciones terapéuticas. No entendemos cómo el aplaudido millón de pruebas rápidas de detección de anticuerpos frente al SARS-CoV-2 no va a estar a disposición para que los pediatras y médicos de familia los realicen a sus pacientes.

Si contásemos con médicos de familia y pediatras en la gestión de estos recursos, su experiencia clínica podría ayudar a controlar de una manera más eficaz esta epidemia.

  1. Dado su papel central en el sistema sanitario, los médicos de familia y pediatras deben tener acceso al catálogo completo de pruebas complementarias.

La limitación de los test diagnósticos en Atención Primaria ha supuesto la imposibilidad de un diagnóstico precoz, la detección de focos de infección y el abordaje de las complicaciones de forma temprana, con la consecuente saturación de las urgencias hospitalarias y el sentimiento de desconfianza en la población general, que no entiende que no se les realice la prueba diagnóstica si su situación no es grave si o acuden a centros privados

  1. El ejercicio de la Medicina en Atención Primaria debe tener un entorno profesional y laboral atractivo: estabilidad, incentivación?

Es urgente garantizar la estabilidad del profesional de Atención Primaria, así como incentivar con criterios profesionales su tarea. Se trata de un colectivo que ha respondido de manera ejemplar en esta crisis, aceptando movilidad y cambio de sus funciones, aumentando su horario de atención, trabajando fines de semana y festivos sin recibir hasta el momento ningún tipo de remuneración o compensación, y que en las próximas semanas se enfrenta a una carga de trabajo aún mayor de la que soportaba, gestionando una avalancha de altas hospitalarias, de pacientes crónicos de segundo nivel con atención demorada y de pacientes críticos sin tratamiento hospitalario. Muchos de estos profesionales lo están asumiendo con contratos precarios, con prórrogas de contratos de formación a R4 de Medicina Familiar y Comunitaria y de Pediatría y Áreas Específicas, cuando ya están perfectamente formados. Realmente es de justicia garantizar estabilidad.

La Atención Primaria española que ha sufrido continuos recortes desde hace años, tal y como lo recomienda la OMS, tiene que reforzarse para hacer frente a esta pandemia.

  1. Las agendas deben adecuarse a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por pacientes

La Atención Primaria está demostrando su gran capacidad de adaptación y trabajo en grupo en este proceso. En pocas semanas hemos conseguido cambiar nuestra forma de trabajo, incorporar al personal no sanitario a tareas asistenciales y optar por el contacto telefónico, siguiendo con la actividad asistencial, pero evitando la acumulación de los pacientes en los centros de salud y reduciendo el contagio en ellos.

Desde el Foro de Atención Primaria siempre hemos revindicado que las agendas deben adecuarse a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por pacientes, siempre teniendo en cuenta el contexto socio demográfico y eliminado toda actividad burocrática que no tenga justificación clínica, facilitando al máximo su realización.

  1. La Gestión de la Incapacidad Temporal debe tener un diseño basado en criterios clínicos, evitando la multiplicación de informes y haciéndola extensiva a todos los niveles asistenciales

En plena crisis hemos asistido también a un descontrol en esta materia que ha provocado la generación de diferentes documentos, tanto a nivel de comunidades autónomas como del propio Ministerio. En esta línea abogamos por aunar esfuerzos para una mayor coordinación y trabajo conjunto de todas las especialidades implicadas en una baja laboral, potenciando la formación de todas las especialidades, y mejorando los sistemas de información entre los distintos organismos y niveles implicados.

  1. La receta electrónica debe extenderse a todos los niveles asistenciales y a todo el Sistema Nacional de Salud.

La pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto la utilidad para los ciudadanos de la consulta telefónica y su indicación desde todos los niveles asistenciales, tanto el hospital como la urgencia extrahospitalaria o la medicina privada. La receta electrónica permite una prescripción y un seguimiento de la medicación que ha evitado la asistencia de pacientes a los centros sanitarios para la renovación de medicación crónica. Es necesario cambiar aspectos tan criticados por los médicos de Atención Primaria, como el visado con carácter económico o la incomunicación con los farmacéuticos comunitarios, algo realizado en algunas comunidades autónomas en esta pandemia y que debe continuarse y extenderse a todo el territorio nacional.

  1. La formación en Atención Primaria debe empezar en la Universidad, con la creación de un área de competencias en Medicina de Familia y la definición de competencias específicas de Pediatría de Atención Primaria en la formación de grado.

La alerta sanitaria ha hecho visible la casi inexistencia de la Medicina de Familia y de la Pediatría de Atención Primaria en la formación en la Universidad, pero a su vez ha puesto de manifiesto también la importancia que merece su presencia para adquirir competencias imprescindibles para cualquier profesional que ejerza la Medicina. Estas competencias son especialmente necesarias ante una situación de crisis sanitaria como la que vivimos.

La formación en Atención Primaria es fundamental para entender la estrategia de nuestro sistema de salud. La Atención Primaria es la base del sistema y es necesario que los profesionales y la sociedad sean conscientes de ello para no caer en la falsa creencia de que la Medicina solo se hace en los hospitales.

  1. Se debe facilitar el acceso de los profesionales de Atención Primaria a las actividades formativas y promover la investigación teniendo en cuenta las características propias de dicho nivel asistencial

El abordaje de la alerta sanitaria del COVID-19 detecta la necesidad de profundizar en la investigación en Salud Pública y en los abordajes de prevención y promoción de la salud, así como la participación de los profesionales de Atención Primaria en las actividades formativas de las mismas, disponiendo de tiempo y estímulo para su presencia en ambas, disponiendo de tiempo en su jornada laboral y de los estímulos económicos, al igual que sucede en otros niveles asistenciales.

Fotografía: @levante_emv

Esta participación en la investigación de la Atención Primaria creemos que puede dar un cambio importante al planteamiento de nuevas situaciones sanitarias y a la organización del SNS.

Este decálogo no es otra cosa que una expresión de manifiestas mejoras absolutamente necesarias para que la Atención Primaria funcione correctamente, tanto para los profesionales como para los usuarios. Se pretende que estas mejoras sean palpable de forma inmediata. Por eso, se centrarán en primer término de momento en conseguir aquellas medidas que no supongan un gasto económico y que se puedan alcanzar con voluntad política y cambios legislativos, como una disminución drástica de la burocracia que no tenga finalidad clínica.

A este respecto, ya en el pasado mes de febrero, SEMERGEN, la celebración de un pleno monográfico del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para abordar la situación de la Atención Primaria, reclamó “el compromiso pleno de las distintas administraciones autonómicas y del Ministerio de Sanidad para lograr un pacto de Estado que asegure el futuro de la especialidad, tal y como la conocemos actualmente en nuestro SNS, y garantice una atención de calidad en este nivel asistencial en el presente y en los próximos años”.

Visitas: 12

4 Comments

  1. Estoy muy contenta con todo el personal de mi centro de salud, tanto con mi médico y mi enfermera como con el pediatra de mi hija

  2. Qué importante es que los ciudadanos tengamos un buen servicio de atención primaria

  3. Yo estoy feliz con mi médico y mi enfermera. Son lo más…

  4. Felicidades a mis colegas por tan importante trabajo que hacen cada día. Sois imprescindibles

Deja un comentario