Un blog de actualidad, periodismo, cultura, salud., ciencia, investigación, arte... y la vida

Etiqueta: Alzheimer

Curiosidades humanas del Día de Navidad

Hace un ratito desde el hospital barcelonés en el que se encuentra hospitalizada mi madre, mi hermano me hizo una videoconferencia para que la viera, pero principalmente para que me viera ella porque llevaba dos o tres días con la cantinela de que mi hermana y yo estábamos «con un bache muy grave y teníamos muy mal ojo». Desde el pasado domingo que la hospitalizaron en un estado realmente muy grave, hoy es el primer día que mi hermano -a pesar de su condición de médico- ha podido acceder al hospital.

Afortunadamente mi madre se vuelve a recuperar de forma milagrosa y vertiginosa. Evidentemente apenas se le entiende ya lo que habla, y está muy deteriorada, circunstancia que también entiendo que es absolutamente normal, pero no cabe ninguna duda que su sistema inmunológico y su resistencia para seguir aferrándose a la vida con uñas y dientes es realmente admirable.

También soy consciente que estos baches son importantes y que estos golpes la van dejando cada vez más diezmada y que un día, después de superar estos vaivenes, con cualquier tontería, se irá porque su organismo cada vez está más debilitado y nunca queda totalmente.

Lo que sí nos está demostrando es que tenemos una genética encomiable porque ya es la quinta vez desde abril que sale de un bache así. Nos pone en el peor de todos los escenarios y en apenas cuarenta y ocho horas sale del atolladero ascendiendo como si subiera el Tourmalet. Es #LaNavalón, sin más.

Impactos: 0

¡Feliz cumpleaños!

¡Feliz cumpleaños!

Hoy cumple 90 años.

#Felicidadesmamá

Sí, ya sé que este post no lo leerá, pero da igual. Y probablemente cuando la llamé me diga que si me he enterado de que se ha muerto y ha resucitado… o que mi hermana está en la cárcel porque tiene dos hijos que no son suyos, y como tiene muy mala leche, mi cuñado la ha encerrado… o que mi hermano no va a verla porque está con el rubio del peluquín… pero probablemente también puede suceder que me vuelva a decir como el otro día, cuando se enteró que había sido abuelo consorte, si no soy muy viejo para ser padre… E intentaré cambiarle de tema, o explicarle que no he sido padre, sino abuelo consorte, pero dará igual porque ella seguirá con su misma idea… Y al final, sonreiré, y… bueno, como dice mi pareja, en su mundo, así y a su manera, ella es feliz. Y con ello me conformo porque tampoco puedo hacer otra cosa: conformarme, y esperar que la enfermedad vaya evolucionando lo más lentamente posible.

Pero no tengo claro que sobre este particular que, durante cuatro décadas, fue su pasión y su vida, no me vea sometido a un tercer grado por su parte, porque cuando le llegan noticias relacionadas con el mundo de la maternidad, la neonatología, los recién nacidos, o las enfermedades en sí mismas, su cerebro se detiene en seco, y vuelve a transformarse en #LaNavalón que muchos conocimos durante su época profesional… ¡Qué sabio es el cerebro y qué lentas las investigaciones!

Es muy dura está enfermedad para quien la sufre y quien la vive en primera línea de la batalla. Insisto, ella a su manera es feliz. Está deseando que aparezcamos por la residencia, y al vernos volverá a preguntarnos si le llevamos “colonia de la cara” o si “vamos a comer fuera”, pero que “coja dinero”…

Hoy cumple 90 años una mujer heróica, valiente, ejemplar, abnegada, buena, y sobre todo una profesional como la copa de un pino: una madre y una enfermera, espejo y modelo para muchos.

Durante el último viaje que hice a Zaragoza una antigua compañera suya me decía que en la última cena de Navidad de su servicio en el Hospital Miguel Servet la recordaron como una de las principales históricas por haber sido pionera en la puesta en marcha del Servicio de Neonatología. Y de esto hace ya casi medio siglo… Cuando se lo conté me hizo un repaso concienzudo y pormenorizado durante más de 10 minutos de cómo había nacido ese servicio, y cómo jamás quiso ser ni supervisora ni jefa de enfermería, a pesar de las continuas insistencias de la dirección del hospital. Consideraba que como enfermera era la única forma de llevarse bien con toda la plantilla, tanto del servicio como de otros servicios,, porque si ocupaba cualquiera de los dos puestos de responsabilidad, iba a tener que tomar decisiones en ciertos momentos que a unas personas no iban a agradar, y la relación, y, por tanto, la amistad, se iba a resentir.

Como hijo, todo un orgullo y un honor.

De cómo es como madre lo dejo para la siguiente…

#felizcumplemamá

Impactos: 0

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: